Spiga

¿Sergio? ¿Y ese que pedo?


Para los que pensaban que el buen HEC era bipolar y fingía tener colaboradores en éste blog, lamento decepcionarlos. Lo que ustedes queridos lectores están leyendo fue redactado desde un punto marginado de la ciudad de México. Al oriente del Distrito Federal, se encuentra un foco de delincuencia y conformismo llamado "Iztapalapa".

Los dedos que hicieron posible esta primer entrada "en forma" (anteriormente HEC publicó un ensayo, mismo que inaugur+o el blog) son de "El Sergio", así es HEC si tiene colaboradores(aplausos); un poco irresponsables, huevones y decidiosos (¿así se escribe verdad?), pero de cualquier forma colaboradores.

Inicialmente esto sería una carta de presentación, pero me parece mucho mas apropiado presentarme a lo largo del blog y que ustedes juzguen que tipo de persona es "El Sergio". Trataré de publicar un artículo por semana, aunque no aseguro nada jajaja.

HEC por fin lo logré escribí una entrada en el blog, ¿dejarás de estar chingando al menos por un día? jajajajaja lo dudo. Por favor no olviden dejar sus comentarios.

El Sergio

Por el centro de la Ciudad de México



Estos días estaré por ahí visitando el hermoso centro de la Cd. de México, que gracias a las plegarias de muchos, ahora esta libre de vendedores informales. Curiosamente algo que para muchos chilangos(y en general todas las personas que conocen el centro de la ciudad), pareciera completamente inaudito, por fin se logró. Pasar por la calle de Justo Sierra, donde se encuentra el Colegio de San Ildefonso para toda la gente era una tortura, una mezcla completamente sin lógica entre coches y peatones que luchaban por pasar por ahí entre miles de vendedores ambulantes. Si bien los vendedores ambulantes formaban parte de la vida cotidiana de esta ciudad, parece ser que esta era esta por fin terminando.

Lamentablemente no he tenido la fortuna estos días de ver el "nuevo centro histórico", algo que realmente estoy deseoso de hacer, por lo menos antes de que vuelva a convertirse un caos, algo a lo que yo realmente le apuesto.

En fin, espero que todos ustedes aprovechen esta gran oportunidad de visitar el grandioso centro "al desnudo", por llamarle de alguna manera ¿no?. Yo espero hacerlo uno de estos días de fin de año, en los que adornan especialmente el Zócalo y todos sus alrededores de una pintoresca forma, y en especial ahora que han colocado nuestra super pista de hielo, que en realidad no estoy deseoso por usar pero por lo menos si de conocer.



Si deseas conocer más acerca del tema:

http://www.ciudadmexico.com.mx/zonas/centro.htm



Tiempos Navideños!!!

FELIZ NAVIDAD!!! a todos nuestros lectores!!!

¿Por qué no deberiamos de unirnos a este despilfarre de dinero que hace todo menos festejar lo que que se supone que se celebra?

Pues en realidad no hay razones suficientes para no celebrar la navidad!!! Despues de todo las cuentas y todos los dolores de cabeza empezaran por ahi de Febrero y Marzo(si bien nos va), y en realidad es por que todas los negocios, tiendas departamentales, supermercados, tiendas de ropa, restaurantes, etc. Nos "ayudan" con la posibilidad de pagar a meses sin intereses chiquititos, algunas veces empezando desde los 6 hasta los increibles ¡¡48 meses!!. Si bien esto desenboca en una increible estratégia por hacernos comprar más y darnos un dolor de cabeza a largo plazo, pues también nos da algo de gratitud y felicidad.

Pero en fin, no nos quememos la cabeza pensando en como nos esclavizaremos un sexenio pagando una licuadora, mejor aún, disfrutemos de estas fiestas que aunque celebremos cosas que no tienen nada que ver con el nacimiento del "niño dios", nos unen con familia y amigos para darnos un increible festín que aunque varia en cuanto a economía, región y a veces religión, siempre es bueno y agradable para nuestras lonjas.

FELIZ NAVIDAD!!!!

Hec


Empezando

Pues bueno. Hay que darle inicio a este baile. Para eso yo pense ideal publicar un ensayo que me mando mi estimado amigo Sergio, en el cuál te explica de una manera breve su opinión acerca de como es que el Mexicano, basicamente se duerme en sus laureles y espera que su vida sea arreglada por un misterioso ente divino. Lo cual nos lleva simplemente a una irresponsabilidad como sociedad, a como quien dijera: "A lavarse las manos" de todas las cosas y males que pasan aqui mismo y las dejamos pasar, por que aparentemente no nos afectan en nuestra vida cotidiana.

Pues bueno este es nuestro primer artículo, esperemos sea de su agrado. De ante mano unas disculpas por las terribles faltas de redacción y ortografia que sufrimos en este caso mi compañero Sergio y yo. Con el tiempo esperamos mejorar.






Prefacio

El presente ensayo tiene como punto de partida el pedo que cuesta ser mexicano, pero al mismo tiempo la facilidad con la que un mexicano pretende desarrollarse a lo largo de todo su efímero existir.

Como referente inmediato podemos encontrar a Octavio Paz y su libro El laberinto de la Soledad, pero no por ello es el único, a lo largo de las siguientes páginas hay referencias a autores tan importantes como Sastre (padre de Existencialismo Moderno) Alejandro Jodorowsky (Creador del movimiento Pánico) entre otros, y aunque tal vez no de manera explicita, este trabajo está lleno de referencias a personajes que ha influenciado mi vida.

Este escrito es un medio de comunicación, como tal cumple la función de expresar y hacer llegar “algo” al receptor, sobre que es lo que expresa querido lector tiene usted la ultima palabra.

La retroalimentación es indispensable para poder seguir creciendo, por ello el motivo principal de que tu estés leyendo esto es que me critiques, destruye estas líneas, has con ellas lo que quiera, siéntete libre de expresar tu opinión.

De igual forma agradezco el apoyo recibido por parte de todos y cada unos de ustedes, a todos lo que creyeron en mi, a los que siguen creyendo y a los que no también gracias. Un agradecimiento especial a aquellas personas que creen más en mí que yo mismo. A los viejos amigos, a los nuevos, a los olvidados, a todos gracias.

Es hora, me retiro del Prefacio, tengo que narrarles un ensayo jajaja, que se diviertan.

Sergio O.G.
19/12/07


“Si el necio persistiera en sus necedades llegaría a sabio.”
William Blake.

“…Se que soy nada más que menos de lo que podría ser,…”
Gustavo Cerati.

Palabras, Acciones, La historia de nuestra vida……..

El mexicano es un ser defensivo, pero que no actúa; no por incapacidad sino por impotencia, permanece en un silencio sigiloso y expectante que lo mantiene al margen de la problemática en la que se encuentra; olvida sus problemas y los cree desaparecidos, olvida su existencia y cree que nada lo lastima, de esta manera se defiende.

El mexicano promedio, vacila entre una falta total de identidad y una identidad dudosa, situación que lo vuele susceptible de padecer de soledad, y lo que es aun mas grave lo pone en la cuerda floja entre el común denominador del ciudadano y del ser libre. Bajo está situación se ve obligado, por si mismo y por las costumbres tan limitantes de la población, a subyugar su libertad al mando de alguien “superior”.

De ahí que exista una gran devoción por los santos, la virgen y cualquier deidad de dudosa procedencia que se encuentre de moda, el pueblo mexicano como todos sabemos está fundado bajo los supuestos principios católicos, pero en nuestra realidad social estos principios se ven alterados por las raíces étnicas que poseemos.

En consecuencia la sociedad mexicana esta fundada en un principio mítico-teológico donde se le rinde culto a dos culturas totalmente diferentes la Ibérica y la Indígena; dicha mezcla nos brinda un misticismo único que como expresión cultural es Importantísimo. No falta el creyente de la Virgen de Guadalupe, que se hace una limpia con los “chamanes” del zócalo frente a la catedral mientras le reza a la Santa Muerte, en serio es increíble.

Pero ¿Que pasa cuando más del 90% de la población rige toda su vida en relación al misticismo mágico y salvador? ¿Cuándo un sector importante de la población prefiere creer ciegamente que dios lo salvara y no lucha por su futuro? En ese caso nos encontraos ante una población inmadura, incapaz de responsabilizarse de sus actos.



De acuerdo con Sartre esta responsabilidad del ser, es lo que marca la diferencia entre una población que se entiende a si misma como causa y efecto de sus actos, y aquella que pretende creer que todo esta dictaminado, que nuestra vida está escrita y que debemos aceptar pasivamente lo que nos venga como futuro.

Desgraciadamente éste fenómeno no es privativo de la sociedad mexicana, la humanidad presenta una serie de miedos absurdos y sin sentido que lo limitan; orillándolo a la dependencia mutua entre individuos, de ahí que nazcan las sociedades.

Si bien es cierto que los miedos son inherentes al ser humano, también le es propia la capacidad de afrontarlos y no dejarse vencer por ellos como a menudo sucede con los mexicanos; cuyo mayor miedo, a mi parecer, es el miedo al cambio, el miedo a lo nuevo, a la sorpresa, a mirarse a sí mismo y decir: quiero algo nuevo.

El cambio implica abandonar el pasado, lo seguro, el yo; el mexicano, al igual que cualquier ser humano, al emprender un cambio se topa de frente con sus demonios, pero lo que en realidad se vuelve complejo es tener que luchar contra los demonios de toda una población, donde cualquier cambio por mínimo que sea es mal visto; para que un cambio no sea motivo de discriminación en la sociedad mexicana, debe de cumplir con ciertos requisitos lo que lo vuelve automáticamente en algo prefabricado y que dista mucho de ser un verdadero cambio.

Esto tiene como consecuencia una perpetuación de paradigmas, que ciegamente el grueso de la población responsable de la sociedad actual va heredenado a las nuevas generaciones, a la par de la creación de nuevos conceptos aun mas confusos de la realidad que en nada colaboran para el progreso del país.



Octavio Paz nos menciona la adicción del mexicano por la forma y he de confesar que estoy de acuerdo, pero no por ello conforme. La forma a mí parecer son los lineamientos establecidos por las cúpulas de poder que nos impiden tomar conciencia de nuestra existencia como individuos y nos masifican en lo que amablemente llaman: Pueblo de México.

Este sentido de pertenece unidireccional, y erróneamente empleado que gráficamente encontramos en el “de” entre pueblo y México, nos asigna un lugar en el mundo y lo más relevante una utilidad, somos parte de México, pero ¿México de quien es?

Pensar que México le pertenece al maravillosos “Pueblo Mexicano” es tan inverosímil como pensar que Santa Claus es Gringo, jajajaja que no lo sabían Santa Claus es primer mundista viene del noreste de Europa, valgámonos de la comparación para señalar que el mexicano es tan real como Santa Claus.

Ambos son seres creados por el sistema y en ese sentido son instrumentos del sistema; Santa Claus sirve para que funcione la Navidad, en cambio el mexicano funciona como autorregulador de su sociedad, impidiendo el progreso.

Suena paradójico que la sociedad mexicana esté auto limitándose, pareciera un circulo vicioso y para romperlo se necesita de un cambio profundo, pero esperen, los círculos vicios no se rompen, por eso son viciosos por su ciclo interminable.

Expliquemos lo anterior. México gasta tiempo, dinero, esfuerzos, ideas, etc. En combatir sus males (delincuencia, narcotráfico, desigualdad, pobreza…) mientras que sus puntos favorables son ignorados (Aquí deberían de estar los ejemplos de eso bueno de México, si alguien lo encuentra por favor no dude hacerlo público), el país entero (entiéndase gobierno y gobernados) juegan a ser censores que vigilan los actos de sus vecinos; menospreciando, criticando, descalificando y condenando las decisiones ajenas. Si no mal recuerdo México es un país católico, y Jesús dijo ama a tu prójimo como a ti mismo……..

La idea anterior carecería de sentido sin la siguiente (la magia de la linealidad jajajaja)

El mexicano no respeta ni si quiera a su dios, ese dios que lo dio todo por él, aquel dios que lo salvara cuando este a punto de ser torturado, el Dios todo amoroso que lo cuida o al menos eso dice. Siendo así ¿que podemos esperar nosotros los simples mortales de un ser tan despreciable como el Mexicano?, discúlpenme pero sí, tu eres despreciable, Yo soy despreciable toda la sociedad es despreciable, al menos la cara que siempre vemos.

No obstante existe la otra cara de la moneda; el mexicano trabajador, aquel individuo que lucha por el futuro de sus hijos, el jefe de familia, la cabeza de la casa, el marido “luchon” al que no le importa trabajar de 8:00 a.m. a 4:00 p.m. que en esta ciudad suele extenderse hasta las 6 o 7 por el transporte insuficiente, de lunes a sábado y quedar sin más aliento que el suficiente para acudir a misa de 8 el domingo por la mañana y ¿porque no? Ver el partido de su equipo favorito o jugar en su liga local, al fin se lo merece o ¿no?.

Momento, eso tampoco es muy admirable en realidad es muy triste, trabajar no es lo único en la vida, ¿Que tipo de existir es aquel que depende de un horario de entrada y salida? Bueno, es normal en que estemos sujetos a ciertos horarios, pero de plano vender tu alma eso si es un crimen.

Deberíamos dedicar todo nuestro tiempo al arte, bueno no todo hay que comer, es desalentador ver que la sociedad mexicana no se preocupa por el arte; contradictoriamente el artista mexicano ama el arte pero no lo crea, se sienta como observador, cual niño pequeño boquiabierto, anonadado: que intenta encontrar una respuesta en la nada, una nada estéril que arroja resultados vacíos, dando en suma la soledad.



Esa soledad nos marca, sin embargo ya parecemos inmunes a sus efectos, efectos igual de desgarradores que las garras de una bestia, esa bestia se llama sistema; nos encontramos solos en la multitud, sin encontrarnos a nosotros ni a ningún otro. Somos productos rellenables, somos muebles que adornan el devenir de un futuro incierto.

La impotencia del mexicano radica en su incredulidad; por increíble que parezca el mexicano puede creer en todo, incluso en Dios, pero rara vez cree en si mismo. Se considera inferior, se ve como producto y no como creador, olvida el potencial humano que lleva dentro, llega a olvidar que es humano, en palabras de Octavio Paz se ningunea.

El ego queda rebajado a una mínima expresión, y parafraseando a Alejandro Jodorowsky, sin ego no hay nada, el ego es la parte tangible y externable del alma. Por eso el individuo sin ego no aspira a la superación y por desgracia el mexicano no tiene ego.

El mexicano es un hombre de palabra, por desgracia nunca actúa; el mexicano sabe hablar, pero no escucha; piensa, pero no profundiza, el mexicano corre cuando debe caminar y se asusta cuando llega la hora de emprender el vuelo. Los mexicanos confiamos ciegamente cuando tenemos las cosas seguras, en realidad nunca confiamos.

El amor como verbo no existe en el vocabulario ni en la mente mexicana, sólo se encuentra ahí como apología religiosa, como adjetivo que califica algo efímero. El amor no nos llega, por que nunca lo recibimos de nosotros mismos, no nos amamos, no nos respetamos, no nos valoramos; para nosotros no existimos, la humildad y la solidaridad desmedida nos ha convertido en segundos ante nosotros…… ¿Por qué?





Por que esperamos ese amor de alguien mas, para ser especifico de Dios, somos tan inferiores que lo único que podemos hacer es esperar, esperar como una tortuga, como un perro; ¿Esperar que? la historia nos ha dado lecciones valiosísimas sobre la espera, y los resultados de esperar son conformistas cuando uno espera sin actuar toma lo primero que le viene o lo que le parece más sencillo.

Al momento de escribir esto llevo meses sin leer un libro por gusto, y no por que no quiera, las circunstancias han sido adversas el trabajo un tanto abrumador, me siento vacío nada se ve igual, y pienso ¿cual es la razón por la que el mexicano trabador y “luchon” no lee?

¿El trabajo lo consume? Tal vez, ¿No sabe leer? Lo más probable puesto que nunca lee, ¿No le interesa? Probable, pero como le puede interesar si no lo conoce, ¿Sus recursos son insuficientes? Para muchas cosas son insuficientes, para libros tal vez, pero existen las bibliotecas. He llegado a una conclusión, no se.

Estando en clase (imagine querido lector la clase que le agrade) me hice una pregunta ¿por que la necesidad de ejemplos “didácticos” para entender conceptos?, me parece un tanto estupido, en lo personal defiendo la idea de aprender leyendo, los ejemplos nos quitan tiempo.

Breves ideas aisladas.

La política en México sirve para dos cosas; hay quienes juegan a gobernar y quienes pretendemos ser los gobernados. Al final todos se rigen por las mismas leyes, las que logran entender.

Escribir es fácil redactar no tanto, el mexicano escribe, redacta, piensa, sin embargo las ultimas dos las hace mal, no tienen resultado, ni propósito y mucho menos trasfondo. Redactar esto fue fácil, díganme ustedes ¿tuvo sentido?

Caminando observo a mis conciudadanos me surgen muchas ideas, la principal, ya la olvide; estando frente al teclado me surgen muchas dudas, la principal ¿Qué es un mexicano? Nadie responde, todos balbucean,

El transporte público se llena a diario, tanto que es insuficiente, los vagones del metro desbordan de individuos, miles de mentes, ¿en que piensan esas mentes? ¿Piensan esas mentes? Lo dejo a su criterio.

Historia Mexicana X.

El racismo se define: como dar trato inferioridad a una persona o colectividad por motivos raciales, políticos entre otros. Por increíble que parezca en un país que históricamente coincide con la descripción de un ser discriminado, la distinción sobre todo la de carácter económico, ideológico y racial se hacen presentes en la población.




Se que Octavio Paz no abordo el tema de discriminación de manera directa, pero me parece relevante y contradictorio, éste es otro buen punto lo contradictorio del mexicano tal vez después lo retome, puesto que la sociedad es muy cerrada (eso si lo dijo Paz) la discriminación también lo es.

Un caso particular es el Distrito Federal, la ciudad de la esperanza (bautizada así por el Andrés Manuel López Obrador, Jefe de gobierno de 2000 a 2006) donde todo es “pluralidad y apertura al cambio” cosa mas mentirosa, el Distrito Federal, y me imagino que cualquier zona urbana activa, es un foco de discriminación.

Existen diversos grupos y corrientes ideológicas, y es lógico que choquen entre si y se viva bajo tensión; son subculturas urbanas que sobreviven, muchos me van a me odiaran por lo siguiente, gracias a la globalización, si leyeron bien gracias a la globalización y no a pesar de ella. La globalización es su antitesis y por ello es que existen.

Retomemos el hilo de este escrito, el mexicano y su patológico comportamiento, para decir que parte de esa patología es su comportamiento pedante y risorio derivado de la discriminación gestada en una ideología desgastada y acoplada a las supuestas necesidades del país, estoy hablando de la ideología Estadounidense.

Pero no nos adelantemos, la discriminación en, México se da principalmente entre los mismos mexicanos, los citadinos a lo foráneos, y viceversa; el pudiente (hablamos de poder adquisitivo) hacia el de clase baja.

Las relaciones dialécticas de discriminación en México, por lo regular son instauradas por los grupos opulentos, una sociedad dividida es una sociedad ocupada en atacarse entre sí, por lo tanto el poder no corre riesgos.

Si bien la discriminación hacia los indígenas es muy importante, al igual que muchas otras, no hablare de ellas, me tomare la libertad de hablar de una discriminación menos percibida pero igual de dañina (para las anteriores pueden remitirse a la declaración de la selva lacandona, documento histórico indispensable).

El caso del que hablo es menos sonado, menos aparatoso; es la discriminación intelectual, es la que sufren las personas con una mente mas abierta, se les considera elitistas y los grupos sociales mayoritarios en México por, desgracia, no saben de que se trata este movimiento.

El mexicano intelectual busca la reivindicación de los ideales que dieron origen a las civilizaciones, bueno no tanto, pero si lucha por ideales de bien común, pelea de manera culta contra el sistema.

Este tipo de seres son discriminados por su manera de hablar, de ver la vida, por los comentarios que expresan, por las actividades que realizan; se les culpa por preferir un libro y no una cerveza. Sufren de una soledad abrumadora.

Momento, los estoy martirizando, tampoco son seres excepcionales, ellos también discriminan; muchas veces se sienten superiores, los elegidos y por ello miran con indiferencia, hieren a los demás con su apatía y cinismo. Son crueles y en su afán por querer cambiar el sistema lo que logran es perpetuarlo.

Amen por la pluralidad, México es un país muy basto de seres, pero a veces dudo que en realidad exista la pluralidad, en general podríamos decir que el pueblo mexicano es homogéneo, triste pero cierto, no existe la pluralidad.

Momento si no existe la pluralidad como es que existe la discriminación, ¿Todos somos iguales? Pero por supuesto como no lo pensé antes, la discriminación no es un reflejo de racismo o clasismo, es producto de nuestros miedos.

Nos vemos reflejados en le otro, vemos nuestra impotencia y tenemos miedo, lo consideramos nuestro enemigo e instintivamente nos defendemos. El enemigo somos nosotros mismos y a la larga sufrimos más si tratamos de ocultarlo.

El mexicano que discrimina se niega a sí mismo la posibilidad de cambio que tanta falta le hace. Discriminar no sólo mata al discriminado (como cierta campaña gubernamental nos quiere hace creer) discriminar nos mata a nosotros mismos, nos conduce por un camino de miedo hacia el laberinto de la soledad.

Si no empezamos por ser concientes del porque de nuestras acciones, no podemos exigirnos actuar correctamente, exigirnos responsabilidad de nuestros actos cuando ni siquiera tenemos conciencia de ellos es inútil, debemos pedirnos conciencia.



La conducta del mexicano como dije anteriormente es enfermiza, y como toda enfermedad es contagiosa, debemos estar atentos para no contagiarnos de ella, por otro lado la conducta del mexicano es difícil de ignorar, puesto que, afecta todos los aspectos de su vida, el social, económico, religioso, ideológico, emocional y el político.

Política Patológica.

La vida política del país es un escenario más donde la patología mexicana se hace presente, tanto los actores políticos (senadores, diputados, dirigente sindicales, partidos políticos, gobernadores…) como los ciudadanos, carecen de un sentido crítico y propositito de la política.

Parecemos niños jugando a adultos; queremos derechos, nunca obligaciones nos quejamos sin proponer alternativas y algunos absurdamente proponen que te calles, que no opines porque incomodas, en realidad es la salida fácil y ¿quien la propone? el gobierno.

Al mexicano le interesa muy pero muy poco la política, en realidad llego a pensar que no le interesa en absoluto. El mexicano no cree en sus dirigentes y esto tal vez se deba a cuentan con su Dios.

No se interesa por la administración del país, y ¿Por qué habría de hacerlo? para ello tiene gobernantes, que ellos se preocupen, que ellos analicen los problemas. Lo que no piensan es que ellos también son mexicanos y probablemente piensen igual; si, lo se suena tonto, pero tiene lógica.

El panorama pinta gris para la política mexicana, sine embargo éste ensayo no es sobre el estado actual de la política nacional y su panorama a futuro, simplemente me pareció relevante hacer notar que una actitud ante la vida afecta todos los ámbitos del individuo.


La política nacional es un producto de la conducta nacional, es igual de patológica y como es un efecto y no una causa, no podemos esperar que corrigiendo la política mejore la conducta social, considero que tal situación debe ser contemplada a la inversa.

Niñera en casa.

No podía faltar el dueño de la casa, el maestro y amo, el televisor (aplausos). La mayoría de los mexicanos crecimos con un televisor en nuestra sala y lo veíamos de 4 a 6 horas al día (que pena admitirlo).

En todo México encontramos un factor en común Televisa, entonces me dije, esté es un ensayo mexicano y debe tener su lugar, así que bienvenidos a “las cuartillas Televisa” donde encontraran una no tan detallada descripción de la relación entre mamá Televisa y la conducta mexicana.

Tomando en cuenta que junto con la escuela, los medios de comunicación conforman el aparato ideológico del estado, no podíamos perder la oportunidad de mencionar que Octavio Paz les debe el hecho de que su libro siga siendo vigente.

Algo que Paz seguramente no tomo en cuenta al momento de escribir su libro, fue la perpetuación de la ideología, y como lo iba a hacer si México a mediados del siglo pasado era dinámico y cambiante.

Sin embrago la masificación de la información y Azcarraga se encargaron de perpetuar la ideología del mexicano, mediante programas repetitivos, reiterativos y sobre todo vacíos, la televisión ha encontrado el negocio redondo, se podría decir que utiliza la táctica del misógino.

Táctica del misógino (primera Parte)
-Asegúrese de bajar la autoestima de la victima.
-Después hágala sentir importante.
-Una vez que la victima esboce una sonrisa pisotéela como cucaracha.

Esta primera parte es mediatizada, es llevada al extremo: es ridiculizada, y gracias a ello surte efecto; los programas denominados talk show, nos muestran nuestra realidad con una crueldad desmesurada, pero a la gente le da risa. Así el televidente reafirma su miseria y piensa “no soy yo somos todos” y efectivamente somos todos, estamos inmersos tan profundamente en la miseria intelectual que nada nos parece trágico.

Táctica del Misógino (Segunda parte)
-Una vez que la victima se encuentre adolorida, bríndele apoyo.
-Hágala sentir que lo necesita.
-Muestre el futuro que podría tener, pero que nunca tendrá.

Aquí es donde entran en acción las telenovelas, el mundo ideal de la seudo wanna be fresinaca que desea todo lo que no tiene y no valora lo que tiene, que muchas veces no tiene nada que valorar eso es cierto, es la fantasía hecha casi realidad para cualquier ama de casa (con el respeto que se merecen).

La telenovela es una realidad alterna, que muchas veces se convierte en la única visible para el tele espectador, siendo de esta manera como se inserta en los individuos la ideología.

¿Y el Teleton? ¿Donde está el Teleton? Buena pregunta, el teleton es la parte de la televisora que te ayuda, es la benevolencia en pantalla, es dios masificado. Al mismo tiempo el teleton es un maquina lava cerebros que limpia la imagen corporativa de la empresa.

Así, queridos lectores, es como los medios logran mantener el status quo dentro de la sociedad. De hoy en adelante cada que vean “el laberinto de la soledad” odiaran mas a televisa se los juro.




Educación a la carta.

Como se menciono en el capitulo anterior, momento a eso no le podemos llamar capitulo, bueno como se menciono en el apartado anterior, así esta mejor, la escuela es una clave fundamental para entender la ideología del mexicano. ¿Que acaso pensaban que la SEP se iba a salvar?

A lo largo de la historia, México le ha confiado la educación básica a elementos académicos altamente calificados, que cuentan con las mejores herramientas, plantas docentes de punta y sobretodo estricto control en los planes de estudio que le ha permitido al estado gobernar corderos y no personas.

La educación que se imparte en las escuelas primarias, si a eso le pueden llamar educación, permite difundir valores (católicos) de bien estar social, como la solidaridad (cuyos efectos secundarios se mencionaron con anterioridad), la unión familiar (la familia es lo único en lo que puedes confiar, no confíes en nadie, todos son malos), la honestidad (miente con creatividad, el que miente al ultimo miente mejor) entre otros igual de mal aplicados.

Cuando llegas a la secundaria, lo mejor que te puede pasar es no olvidar el nombre de tu país, por una extraña razón las clases de historia y la fabulosísima educación cívica y ética (aun existe eso) son tan funcionales como el voto en la democracia mexicana.

La SEP se ha consagrado como una de las tres secretarias mas apreciadas por el gobierno, junto con la de Seguridad pública y la de gobernación por supuesto. Permite una difusión de los patrones de comportamiento desde que el mexicano es una mente maleable, esperando que algún día lo deje de ser.

Junto con el bombardeo mediático y la programación temprana (educación) la ideología mexicana esta segura, lastima que la ideología mexicana no sea segura para el país.

.
Y ¿La Patria?

Parte esencial de la educación del mexicano es el amor a la patria, a esa patria que nos vio nacer, que nos abrazo por medio del seguro social y nos trajo sonrientes a este mundo.

Desde pequeños aprendemos a entonar el himno nacional, debo mencionar que nunca di el tono necesario y digno del himno cosa que me impidió pertenecer al coro de mi escuela secundaria, aprendemos el juramento a la bandera, bandera que es festejada cada 24 de febrero con adornos y canciones.

No podemos dejar atrás el escudo nacional, símbolo inequívoco de nuestra patria, esta trinidad nos da sentido de pertenencia, pero como lo mencione antes es un sentido de pertenencia impersonal.

Nuestro Himno es inspirado en la Marsellesa, la bandera es resultado de una lucha de criollos españoles que plasmaron en ella sus ideales clasistas y el escudo, bueno tal vez y solo talvez ese sea el símbolo patrio mas autentico….pensándolo bien no, el escudo proviene de nuestras raíces indígenas, raíces que son negadas rotundamente con nuestras actitudes peyorativas y denigrantes hacia los pueblos indígenas que aun sobreviven a nuestra aplastante “civilización”.

No solo son ellos nuestros símbolos patrios, que me dicen de Allende, Guerrero, Hidalgo padre de la seudo independencia, Morelos, entre muchos otros (nota escogí a estos por que los podemos encontrar en las líneas del Sistema de Transporte Colectivo Metropolitano de la ciudad de México, si tienen sus propias estaciones).

Son los héroes de nuestra nación y nos enseñan a respetarlos y honrarlos sin cuestionamiento alguno, a ellos les debemos la formación de la nación libre y soberana en la que podemos hacer valer nuestro derechos sin impedimento alguno que, a excepción (aquí falla la cosa) de lo que establece la Constitución de 1917, que fuera promulgada por el General Venustiano Carranza acompañado de por los caudillos de la revolución.

¿Qué es la Revolución? ¿A caso es la del régimen Stalinista? No, queridos lectores hablamos de la Revolución Mexicana, que fue un enfrenamiento armado que buscaba un reparto de la riqueza del país entre los que se veían desprovistos de los bienes necesarios para sustentarse; depuse de ésta definición de libro de historia para bachillerato, seamos honestos.

La Guerra civil mexicana, llamada revolución por muchos historiadores patriotas vendidos al sistema, consistió en el manejo de masa con motivos políticos y económicos que provenían de las clases altas, como siempre el lindo pueblo mexicano fue utilizado.

Como consecuencia lógica de un movimiento de ésta naturaleza tuvo origen una nueva constitución, un hecho constituyente, (aplausos); y como no, después de aquel acomodo tan deseado debía de legalizarse el, como dirían en el barrio, “agandañe”.

Dicha constitución, por increíble que parezca, sigue vigente y nos rige actualmente, pocas modificaciones y grandes vacíos hacen de ella una constitución de juguete (me imagino a un niño diciendo querido reyes magos este año quiero que me traigan una constitución mexicana jajajaja) las leyes en ella contenida dan pauta a injusticias y arbitrariedades que entorpecen (si otra vez lo vamos a decir) el progreso.

Todo esto es, sino aceptable por lo menos entendible, pero existe un símbolo mexicano, que atenta contar el intelecto del ciudadano, es una grosería, no tiene cabida lógica en este plano de la existencia…es una mamada (no se ofendan las palabras soeces son parte de la naturaleza del mexicano).

Los niños héroes, por favor a quien se le ocurrió semejante estupidez, seis individuos adictos a su país deciden dar la vida por defender una causa perdida: la toma del castillo de Chapultepec por el ejercito norteamericano.
Quien, díganme quien les va a creer semejante mentirota; tristemente los niños mexicanos crecen con la idea de querer darlo todo por su país y lo hacen llegan a la edad adulta y se someten al servicio militar, después trabajan de 6 a 8 horas diarias para el estado y por ultimo sirven de ejemplo para las nuevas generaciones.

Para mi los niños héroes son un Tio Sam (para los que lo confunden, no es el de Kellogs), estos seis niños sirven como campaña de reclutamiento militar, aunque debemos de aceptar que ni para eso funcionan son como un mal chiste, pero ese no era el punto.

El punto es que los símbolos patrios nos vuelven susceptibles de creer que somos alguien (por cierto alguien muy vació) que pertenecemos a algo, una manera mas de perpetuar la ideología del mexicano, saben me empiezo a cansar cada vez encuentro más motivos para desanimarme, ni modo.

Así que ya saben jóvenes estudiantes y padres de los jóvenes estudiantes, cuando escuchen “por ahí” algo sobre nuestra patria piénsenlo dos veces, bueno al menos una, antes de repetirlo y perpetuar una mentira.

Salida del Laberinto de la Soledad.

Cuando hable de la política, mencione un punto muy importante proponer, llevo 16 cuartillas quejándome, creo que es momento de proponer un solución, una salida, una alternativa.

Advertencia: si tiene miedo al cambio no lea la ultima parte del trabajo, si cree que no podrá seguir adelante sin su familia absténgase de leer.

Hemos llegado a un punto donde es increíble que después de 50 años un libro de problemática social siga vigente, si Octavio Paz lo viera no lo creería, la desesperación esta en un punto crítico, el panorama es triste, la realidad es triste.

Creo que alguien debe tomar la iniciativa, si estamos solos escuchemos a los demás, brindemos nuestros oídos, el maestro Jodorowsky, dice que solo existe el aquí y el ahora, y si la solución no existe hoy entonces no existe nunca.

Es difícil tener el valor de proponer una idea que corre el riesgo de ser totalmente desechable, en ultima instancia también soy mexicano, y también le tengo mido al cambio. Ahí vamos cerremos los ojos e imaginemos que somos libres.

En primer lugar debemos de concebirnos como nada, como la completa ausencia del ser, si logramos hacer esto olvidaremos nuestros demonios grupales. Debemos concentrarnos no en lo que queremos para México, sino en lo que queremos como personas.

La problemática mexicana se a caracterizado por culpar, de manera automática, a nuestra historia y nuestras raíces mestizas, ambas son señaladas como causas de nuestra conducta y talvez tengan razón, pero aquí no estamos buscando la causa buscamos la solución.

No miremos atrás, el problema no es el mismo de hace cincuenta años, ahora es peor, con la creciente globalización todos estamos condenados a estar solos de alguna forma, debemos mantenernos a nosotros mismos como compañeros.

La sociedad se está transformando, está mutando; debemos cambiar junto con ella adoptemos una postura madura ante la realidad mexicana, no creamos que vivimos en un mundo de fantasía, donde todo cambiara de la noche a la mañana.

Dejemos de ocultarnos tras macaras que nos aíslan del calor humano, que nos vuelven fríos y calculadores; en palabras de la botellita de jerez, “me lleva la chingada, le chingo y le rechingo, con tanta chingadera, no aguanto ésta chinga.”

Abrámonos no precisamente hacia los demás, hagámoslo con nosotros mismos, escuchémonos, atendamos nuestras plegarias, el alma grita con voces de fuego y el frió tímpano se derrite ante la verdad.

Durante siglos hemos cargado con la cruz de la libertad, la hemos depositado en salvadores y héroes, nos comimos nuestras uñas rogando a Dios que tenga piedad, pero ahora es tiempo de romper las ataduras y ser libres. La Cruz ahora se convierte en alas, volemos.

La careta larga del mexicano arrastra y resuena, la sonrisa fingida del hermano truena y vuelve a su lugar; el sistema nunca falla termina mostrándonos el camino, entre los barrotes de la celda aun puedo ver luz, ese fue su error me encerraron, pero aun sigo vivo.

Somos un pueblo conquistado y humillado, nunca nos derribaron porque nunca hemos estado en pie, nada de lo que vemos es nuestro; la realidad es una paradoja donde la mentira es la respuesta mas correcta.

La democracia no va con México, nuestro sistema es falso, tan falso como nosotros, nuestra constitución es la Estadounidense, nuestro sistema democrático el Europeo, nuestra religión (para los creyentes, permítanme excluirme) Italiana, nuestro conformismo ese si es mexicano.

Octavio Paz nos habla del “otro” como posibilidad de ser, yo considero al otro como posibilidad de crear, en el se esconden nuestros mas puro ideales y un ideal no se es, se crea y se mantiene.

Volvamos al punto de la nada, abandonemos nuestras creencias, abandonemos, familia, amigos, historia, futuro, quedémonos sólo cono nosotros; cuando nos conozcamos y sepamos manejarnos regresemos a la sociedad y seamos útiles.



La luz quema los ojos.

México esta a punto de experimentar un despertar vertiginoso, los atroces enemigos atacan cada vez con más fuerza. Campañas publicitarias, planes de estudio, programación vacía son sólo algunos de los instrumento que sirven para callar la voz que grita y grita fuerte.

Pero, el mexicano es sordo y no por que no pueda oír, es sordo por terco, por necedad, está condicionado a vivir en la opulencia del conformismo, rodeado de seres inmundos a los que llama amigos y le sirve una copa los viernes por la noche, con los que bebe la cicuta moderna llamada ignorancia, con ellos comparte su final.

El camino es largo la solución tajante, dejemos de creer en lo que hemos creído, mexicano deja de ser mexicano y conviértete en hombre, en humano; quítate la venda que ha cegado tus ojos por siglos, nadie te guiara hacia la salvación tu eres la respuesta.

Y si al ver por la rendija sientes que el sol quema tus ojos, no dejes de verlo, si lo dejas para después, tal vez sea tarde.

¿El fin?

Éste es el fin, mi amigo es el final, mi único amigo el final… extrañas palabras de James Douglas Morrison, que definen de manera perfecta la solución a nuestros problemas.

Lleguemos al fin, sólo eso nos permitirá dar el siguiente paso. En muchas religiones y creencias, se maneja la idea de cerrar ciclos; y en vista de que la sociedad, mexicana es afecta a seguir mitos por que no cerrar ciclos.




El fin en muchas sociedades, y a lo largo de la historia se ha visto, representa el inicio de algo nuevo, de un nuevo futuro, para el mexicano le es inútil mirar atrás, tan inútil como cerrar los ojos; el mexicano tiene la obligación de terminar con el sufrimiento que lo atormenta desde hace siglos.

Lleguemos al fin y crezcamos, conozcamos el fin de nuestro sufrimiento; debemos ser consientes de que hay más de lo que conocemos. Aunque por otro lado hay quienes aseguran que la magia del mexicano radica en su naturaleza “sufrida” y que de ella se deriva su simpatía.

Yo les digo que si es preciso dejar de ser mexicanos para poder ser libres, abandonemos nuestra patria, que nada nos detenga la familia de poco sirve cuando te ata, la nación no ayuda si te entorpece y la patria lastima cuando te hunde en abismos obscuros que no te pertenecen.

Mexicanos únanse a mi lucha, dejemos de lado al país y progresemos como individuos, seamos solidarios en nuestra apatía y venzamos el demonio que nos apresa; Hermanos seamos libres, seamos uno, el individuo es lo único autentico.

Dicen que el que busca encuentra, pero también dicen que el mexicano busca sin querer encontrar…eso dicen.
Si llegaste hasta aquí GRACIAS.
Sergio O.G.
12/12/07

Tocando el Fondo - Bienvenidos

Tocando el Fondo

Pues bueno ante todo, muchisimas gracias a todas las personas que se han interesado por este Blog, algunas simplemente amigos y compañeros que han distribuido entre sus conocidos la existencia de este medio, también a las personas que simplemente se interesaron por lo peculiar del nombre o por mera curiosidad, de cualquier forma, GRACIAS.

Este es un Blog para expresar nuestras ideas, no exigimos que tengas ortografia ni gramática de un editor de libros, sin embargo, entre mejor puedas expresar tus ideas mejor para todos los usuarios de este Blog sera comprenderlas, por lo tanto, esperamos te esmeres en dar un buen uso de este medio.

Para dejarlo más en claro, el fin común de este medio es el de expresar libremente las ideas productivas que tengamos, en general en todas las cuestiones que se te puedan pasar por la cabeza. Simplemente el poder dar un punto de vista, una crítica, una visión, un comentario,una opinión,etc. Lo que se te ocurra.

Debes pensar en este momento. ¿Para qué? ¿Con qué fin? Pues bueno, es simple, yo te podría dar un sin fin de usos que podría tener un Blog como este con un uso adecuado, por ejemplo:

-Libre Expresión: Por lo general, nuestros medios estan esclavizados al mejor postor, o en otros casos a las ordenes del poder.Por lo que no podemos hablar de ellos como expositores de una "Libre Expresión".

-Concientización: Pues basicamente uno de los factores determinantes que nos impulso a usar un medio de este tipo es el concientizar a las masas para que se concientizen acerca de lo que pasa a nuestro alrededor y aun en nuestras vidas.

-Colaboración: En conjunto con los anteriores, esta la colaboración en si. El fomentar que todos nos ayudemos y colaboremos para llevar acabo nuestras ideas y en si lograr realmente un cambio significativo en nuestra sociedad.

ACTUAR: El más importante. Creo yo, no necesita mayor explicación.

¿Te parece suficiente? Pues si no. ¡Hazmelo saber! Todos queremos saber lo que TU piensas, queremos saber TUS ideas.




Héc